¿Qué es lo que creemos?

Nuestros distintivos

our-convictions-dscn2747NUESTRA PERSPECTIVA DE DIOS– En toda nuestra enseñanza intentamos exaltar a Dios y Su gracia. Estamos convencidos de que las necesidades fundamentales del corazón humano sólo se pueden satisfacer a través de una relación con Dios. Dios, en Su soberanía, atrae a hombres y a mujeres a Sí mismo a través de su Hijo con el fin de darles Su vida.

NUESTRA PERSPECTIVA DE LAS ESCRITURAS — Dios ha hablado a través de Su Palabra. Su Palabra es creativa y vivificante. En nuestra enseñanza buscamos abrir las Escrituras de una manera visual con el fin de que podamos ver a Dios, a los otros y a nosotros mismos de una manera completa.

NUESTRA PERSPECTIVA DE LA IGLESIA– Amamos la Iglesia. Las congregaciones locales del pueblo de Dios son el contexto en el que Dios habla y el medio por el cual Él cumple Sus propósitos. La sanidad y el crecimiento ocurren en nuestras relaciones de unos a otros.

NUESTRA PERSPECTIVA DEL MINISTERIO — El ministerio sucede a través de un encuentro con el Cristo viviente revelado en Su Palabra dentro del contexto del Cuerpo de Cristo, la Iglesia. El ministerio no se caracteriza por fórmulas ni métodos sino por un espíritu de sumisión a las Escrituras y uno al otro.

NUESTRA PERSPECTIVA DEL DINERO — Deseamos proveer enseñanza y materiales a pesar de que iglesias y agencias misioneras puedan cubrir sus costos o no. Buscamos ser mayordomos financieros responsables pero también buscamos depender en la provisión de Dios. Estamos profundamente comprometidos a la integridad financiera. Somos miembros del Evangelical Council for Financial Accountability (Concilio Evangélico para la Responsabilidad Financiera) y una firma contable hace una auditoría de nuestros libros de manera regular.

NUESTRA PERSPECTIVA DE NOSOTROS MISMOS– Enseñamos el servicio y tratamos de vivir nuestro ministerio en un espíritu de servicio. “Porque no nos predicamos a nosotros mismos, sino a Jesucristo como Señor, y a nosotros como vuestros siervos por amor de Jesús.” (2 Corintios 4:5)

Declaración Doctrinal y Propósito

  1. Creemos que la Biblia es la inerrante, inspirada, infalible, y completamente autoritativa Palabra de Dios. Creemos que Dios limpia a Su pueblo (Juan 15: 3), los sana (Sal.107: 20), crea nueva vida en ellos (Isa. 55:10,11), y les provee ánimo y esperanza a través del ministerio de Su Palabra. Por eso es que nuestro ministerio es uno que predica y enseña las Escrituras.
  2. Creemos que hay un Dios, que existe eternamente en tres Personas: Padre, Hijo y Espíritu Santo. Creemos que todo lo que somos y hacemos fluye de la visión de Dios. Creemos que Dios es soberano en la salvación (Ef. 1: 3-6), en el ministerio (Job 42:1; 2 Cor. 3:4-6) y sobre las vidas de Sus hijos (Gen. 50: 18-21). Por eso es que buscamos llevar a Sus hijos una visión exaltada de Dios.
  3. Creemos en el nacimiento virginal y en la muerte de nuestro Señor Jesucristo, quien es totalmente Dios y totalmente hombre. Creemos en Su vida sin pecado, en Sus milagros, en Su muerte vicaria y propiciatoria en la cruz, en su resurrección corporal, en Su ascensión a la diestra del Padre, y en su retorno personal en poder y gloria. Creemos que los recursos de Cristo son todos para nuestra esperanza en la vida, en las relaciones y en el ministerio. (Col. 1:27; Juan 15:5). Esta es la razón de nuestra enseñanza Cristocéntrica.
  4. Creemos en la condición de perdición total del hombre por naturaleza y su necesidad del nuevo nacimiento a través del poder regenerativo del Espíritu Santo. Creemos que la salvación es el resultado de la gracia soberana de Dios y no por el libre albedrío del hombre (Juan 1:10-11; Juan 6:44; Ef. 1:3-6). También creemos que tanto en la vida como en el ministerio somos dependientes en Su obra en y a través de nosotros. Por eso es que estamos comprometidos en la oración como el poder para el ministerio.
  5. Creemos en la justificación por fe aparte de las obras de la ley (Rom.3: 21-23), y que la sanctificación es también una obra de la gracia de Dios mientras que andamos en obediencia delante de El (Rom. 6:11-23; 8:12-14). Por eso es que nuestro mensaje es uno orientado por la gracia.
  6. Creemos en el ministerio presente del Espíritu Santo quien por medio de su presencia al morar en el creyente (Juan 14:15-17) permite que éste viva una vida santa y sirva al Señor. Creemos que es a través de los dones del Espíritu Santo que el pueblo de Dios sirve y se edifica unos a los otros (1 Cor.12-14; Rom. 12:1-8). Por eso es que la obra del Espíritu es un enfoque de nuestra enseñanza.
  7. our-convictions-img_5734-1Creemos en la resurrección de los salvos y de los perdidos (1 Cor. 15:12-28; Apoc. 20: 11-15)—los salvos para vida eterna y los perdidos para eterna condenación. Por eso es que en nuestra enseñanza llamamos a la gente al arrepentimiento.
  8. Creemos en la unidad espiritual de todos los creyentes en nuestro Señor Jesucristo (Juan 17:20-23) y en el valor de grupos locales de creyentes llamados iglesias (como se evidencia en el libro de los Hechos y en la cartas a las iglesias). Dios ha ordenado que es en las iglesias donde los creyetnes deben adorar y congregarse y a través de las cuales pueden servir al Señor. Por eso es que nuestro ministerio está comprometido a edificar las iglesias locales, entrenando pastores, animando a los líderes de las iglesias, y fomentando el trabajo de las iglesias a través de las misiones.

Suscriba a nuestro eNewsletter para información y recursos gratuitos.

¿LE GUSTARÍA INVOLUCRARSE?

Estas son misiones de punta. Equipando a pastores nacionales a hacer el trabajo. Por favor únase a nosotros. ¡Contáctenos o manda un email a Patricio, el Director de América Latina!

Unase a nuestro pagina de Facebook – Latin Americafacebook o nuestro Twitter @LRI_ESPtwitter